Descarga de libros y publicación de noticias
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 51 el Miér Ene 07, 2015 7:26 pm.
Últimos temas
» Sinopsis del libro
Dom Nov 22, 2009 12:50 am por VampiroBell

» Reparto de capítulos
Vie Nov 13, 2009 1:50 am por Beauty

» Reparto de capítulos
Vie Nov 13, 2009 1:48 am por Beauty

» Capítulo 18 (traducido por Anaid)
Mar Sep 15, 2009 12:16 am por Beauty

» Capítulo 17 (traducido por Anaid)
Mar Sep 15, 2009 12:05 am por Beauty

» Reparto de capítulos
Mar Sep 08, 2009 7:20 pm por Beauty

» Sinopsis del libro (traducida por Ilonga)
Mar Sep 08, 2009 7:19 pm por Beauty

» Capítulo 16 (traducido por Anaid)
Jue Sep 03, 2009 3:07 pm por Beauty

» Capítulo 15 (traducido por Anaid)
Jue Sep 03, 2009 3:01 pm por Beauty


Comparte | 
 

 Capítulo 6 (Traducido por Anaid)

Ir abajo 
AutorMensaje
Beauty
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 133
Fecha de inscripción : 15/03/2009
Edad : 30

MensajeTema: Capítulo 6 (Traducido por Anaid)   Miér Jun 17, 2009 11:58 pm

6 AGITADAMENTE, Miranda trataba de concentrarse en los paisajes que iban atravesando. Se le ocurrió que no había visto ningún edificio en el rato que llevaban viajando—solo una abandonada estación de gas y unos cuantos graneros podridos. Los arboles cercaban ambos lados de la carretera, y la carretera comenzaba a volverse estrecha, curvándose bajo los baldaquines cubiertos de musgo. Cuando Parker giró hacia la izquierda del bosque, Miranda sintió como si se la estuvieran tragando viva.

¿En qué se había metido?

El camino pavimentado comenzó a desaparecer. De repente, no había más que rastros de fango y conchas de ostra aplastadas profundamente por llantas de auto, un poco estrecho para el tamaño del carro. Aquí los arboles crecían más estrechos, obstruyendo la luz. El musgo cepillaba lo alto de su cabeza, y se hundió más en el asiento. Hasta el aire había cambiado. Pesado y húmedo, sobrecargado de aromas, y mostraba la cercanía del agua. Estos olores eran diferentes a los viento-y-surf-y-playa que estaba acostumbrada. Estos aromas eran obscuros y primarios.



-“Hemos llegado,” Parker anunció; y el carro frenó repentinamente. Mientras apagaba el motor, una ola de silencio los envolvió.

Miranda estaba sentada, ajustando oídos y ojos. Al frente de ella, entre los arboles cubiertos de musgo, estaba el cementerio de la Unión del que había oído antes hablar. Y más allá de éste se encontraban las obscuras aguas del canal de St. Yvette.



-“Vamos,” Ashley la llamó, y Miranda se dio cuenta de que todos estaban fuera del auto. “¡Por aquí!”



Pero Miranda no se movió. No pudo dejar de mirar el cementerio.

En un indiferente intento de mantenimiento, alguien había cortado los arbustos traseros y la maleza recientemente, habían dejado algunos recipientes de piedra sosteniendo flores artificiales. Pero las tumbas antiguas—no más de una docena y construidas superficialmente—permanecían dispersas en extraños ángulos y sin pizca de orden. Algunas parecían losas de baja altura, que alojaban a uno o dos ocupantes; otras estaban casi tan altas como Parker, indicando que tenía algunos compartimientos interiores de entierro, apilados uno sobre otro. Ninguno estaba marcado con nombres. Ningún césped crecía entre ellas. Restos de cal les colgaban como costras, dejando huecos entre el polvoriento ladrillo y el yeso podrido.

Algunas de las tumbas habían sido sumergidas en la tierra; algunas estaban parcialmente descoloridas, victimas de muchas inundaciones; ella pensó.

Cientos de muertes y sólo estas lamentables tumbas.



Recordando lo que Roo había dicho antes, Miranda adivinaba cuántos soldados abandonados habían descansado en tumbas masivas durante todos estos años, o en el creciente bosque enredado, o en medio del canal.

A pesar del bochornoso calor, ella se frotó un escalofrió de los brazos. Esa pesadez en el aire estaba creciendo más—casi opresiva—de la manera en que se siente un salón repleto de gente.

Con gran fuerza de voluntad, bajo del auto y se reunió con los demás. Estaban sentados en una vieja mesa de picnic en una especie de refugio de concreto.



-“¡Oh, ahí estas!” Ashley llamó a Miranda para ponerse a su lado. “¿No estaba yo en lo correcto? ¿Acaso no es lindo el lugar?”

Miranda pensó rápido “Bueno… hay ambiente, eso seguro.”

-“Yo nunca podría venir aquí por mi cuenta. Pero cuando Roo esta triste, enojada o preocupada sobre algo, aquí es a donde suele venir a refugiarse.”

-“Sip” Parker suspiró. “Lo malo es que siempre regresa a casa.”

-“Y muchas gracias, Ash” Roo forzó una pequeña sonrisa. “Por compartir mi lugar secreto con todas las personas del planeta.”

-“Ay, Roo yo no—miren ahí está Etienne. Espero que se haya acordado de ir por Gage.”



Miranda estiró el cuello para ver mejor. Lo que vio fue una vieja y enlodada pickup sacudiéndose lentamente a través del camino, para luego detenerse a cerca de 10 metros detrás del BMW de Parker. Tenía un semi remolque enganchado en la parte de atrás—éste y la cajuela estaban completamente llenos. Entre la carga, Miranda pudo reconocer cegadoras, escaleras, cadenas y un generador.



Brincando casualmente sobre sus pies, Parker esbozó una simpática sonrisa “Quédense aquí señoritas,--veré si necesitan ayuda. Tengo que ir por la hielera al coche, de todos modos.”

Miranda capturo la rápida mirada que Roo le dirigió—algo entre la curiosidad y extraña sospecha.

“No te molestes” Roo dijo casualmente. “Yo lo haré.”

Antes de que Parker pudiera responder, Roo comenzó a caminar. La expresión de Parker se tensó por un segundo, después cuidadosamente volvió a ser neutral mientras se dirigía a la camioneta de Etienne.

-“Espera Roo, vamos contigo” Ashley se dirigió a Miranda. “Hay algunas mantas en la cajuela, y me olvide del maldito repelente de insectos.”

Miranda sólo estaba muy contenta de acompañarlas—cualquier distracción para mantener su mente fuera de los extraños eventos del día.

Alcanzando el convertible, Ashley abrió la cajuela y comenzó a buscar. Roo inmediatamente sacó una pequeña hielera y abrió la tapa.

Por un momento Roo permaneció ahí, mirando hacia la hielera. Después, sacando una cerveza, se giró hacia Ashley y levantó la lata.

-“Bien, Ash. El quarterback estrella arrestado por beber. Otra vez.”

-“El no está siendo arrestado. Y no está bebiendo—no como antes. Especialmente desde nuestra última pelea.”

-“Entonces, ¿qué es esto?” la mirada de Roo se movió entre Ashley y la camioneta de Etienne, en donde los tres chicos estaban sumidos en una conversación. “¿Una cerveza de raíz?”

-“No es como si él fuera el único chico en la escuela que bebe cerveza de vez en cuando. No es un gran problema.”

-“Lo será cuando su entrenador lo descubra.”

-“Bueno, el entrenador no debe enterarse nunca.” La amenaza era clara. “Solamente que alguien le diga.”

-“Nadie tiene que decirle nada al entrenador, Ashley. Es fascinante todas las cosas que puedes descubrir de un chico cuando orina en un vasito.” Roo hizo un gesto de burla. “¡Sorpresa! ¡Adiós Parker! ¡Adiós beca! ¡Adiós carrera multimillonaria!”

-“El ni siquiera está jugando ahora—no hasta que su hombro se recupere totalmente. Y de todos modos, una cervecita no marca la diferencia.”

-“El asusta lo suficiente cuando maneja sin haber bebido.” El tono de Roo fue algo acusatorio. “¿O no te has dado cuenta?”

Ignorando el comentario, Ashley alcanzo la cajuela, cogió algunas mantas y el repelente de insectos.

-“Tu no lo estas ayudando” Roo insistió. “Lo estas protegiendo. Tu solo estas asustada de que te deje si no haces las cosas que él quiere.”

Ashley le aventó las cosas a Roo. “Aquí. Tú trajiste esto. Yo llevare la hielera.”

Fue obvio para Miranda que la discusión había terminado—aunque dudaba seriamente de qué lado había ganado. Insegura de qué hacer, observo a Ashley agarrar la hielera y marcharse.

-“El amor realmente es ciego.” Roo suspiró dulcemente. “El amor también es peligroso, enfermo y muy sobreestimado.”

Hubo una larga pausa antes de que Miranda finalmente preguntara “¿Hablas basada en una experiencia personal?”

-“No, me baso en la experiencia personal de Ashley. Las hermanas también son altamente sobreestimadas.”

-“¿Ustedes dos son hermanas?” Miranda no tenía la intención de sonar tan impresionada, pero Roo lo captó al instante.

-“¿Por qué la gente siempre se sorprende? Si, somos hermanas. Hermanastras, de hecho. Pero nuestros padres se casaron cuando ambas teníamos tres años—así que nunca nos hemos sentido como hermanastras. Aunque no nos parecemos en nada.”

Sin bromear. Miranda casi sonríe.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://areyouhappynow-beauty.blogspot.com/
Beauty
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 133
Fecha de inscripción : 15/03/2009
Edad : 30

MensajeTema: Re: Capítulo 6 (Traducido por Anaid)   Jue Jun 18, 2009 12:02 am

Ante el sonido de voces que se acercaban, se volvió para ver a Parker, Gage y Etienne pasar junto a ella. Etienne pronunció algo que ella no logró entender. Parker mantuvo sus ojos en el camino, mientras Gage les lanzaba una rápida mirada.

Roo extendió las mantas en el asiento trasero, y alcanzó el brazo de Miranda. “Quédate aquí y aguanta la respiración.”

Miranda sintió la primera fría roseada de repelente de insectos. Antes de que pudiera moverse, Roo la había rociado de los pies a la cintura y se estaba ahogando con el olor.

-“Ahí. Esto lo hará.” Después de dejar la lata en la cajuela otra vez, Roo bajó la tapa y se recargó en la parte trasera del coche. Pescó un cigarro y un encendedor del bolsillo de su pantalón. Después lo prendió y le dio una lenta calada. “Qué piensas de Etienne?”

La abrupta pregunta encontró a Miranda con la guardia baja. Le respondió con lo primero que se le vino en mente. “El fue a reparar mi aire acondicionado.”

-“Sip, todo mundo llama a Etienne cuando algo se rompe o no funciona bien. El puede repararlo todo. Tiene talento.”

-“Fue lo que dijo.” Miranda replicó.

-“Además, el necesita el dinero.”

Miranda de repente se sintió torpe. No era de su incumbencia discutir sobre la vida privada de Etienne—pero no dejaba de sentir curiosidad.

-“El y su mamá controlan los tours al pantano en el canal.” Roo tiró cenizas hacia la pisoteada hierba. “A los turistas en realidad les agradan ese tipo de paseos, no me preguntes por qué. Tambien hace trabajos de construcción. Corta el césped, corta arboles, transporta a los pescadores en su bote, y cosas por el estilo.”

-“Fue un buen resumen.”

-“Y no esta tan mal de vista.” Roo arqueó una ceja. “¿O no lo haz notado?”

-“Ni siquiera lo conozco.”

-“No tienes que conocerlo para darte cuenta.”

Miranda dudó.”Bueno…claro. Creo que es algo lindo.”

-“¿Lindo? ¿Algo? Acabo de decir que esa es la verdad del siglo.”

-“¿Tiene novia o algo así?”Mientras Roo le lanzaba una mirada curiosa, ella añadió rápidamente, “Se la pasa diciéndome, cher (querida en francés).”

Claramente divertida, Roo negó con la cabeza “Ese no es un nombre, es un…” lo pensó por un minuto. “Es como un apodo… de la forma en que llamas a alguien cuando te agrada. Como o o , es algo del estilo francés.

Miranda se sintió como una tonta. Por eso Etienne había tenido esa expresión en la cara cuando ella lo corrigió sobre su nombre.

-“El es cajun de descendencia francesa por el lado de su padre” Roo le explicó. “De ahí obtuvo Etienne su maravilloso acento.”



La curiosidad de Miranda se estaba volviendo fascinación. Ella sabía muy poco de los “cajunes” –solo los pocos detalles que le había dado su tía Teeta. Algo acerca de los Acadianos originales que fueron expulsados de Nueva Escocia en el siglo dieciocho, y cómo finalmente se habían instalado al sur de Luisiana. Y de cómo se habían vuelto muy conocidos por sus pioneras acciones como franceses, fuertes lazos familiares, enorme fe y la mejor comida de éste lado del cielo.



-“¿Antes?” Roo continuó. “¿Cuándo paso a tu lado? El te estaba hablando en francés. Bueno…francés cajun, de hecho.”

-“¿El lo hizo?” Miranda quería dejarlo pasar, pero la tentación era mucha. “¿Qué fue lo que dijo?”

-“El dijo, <Anda, deberíamos conocernos>.” .”

Un caliente sonrojo subió hasta las mejillas de Miranda. Era la última cosa que esperaba oír, y estaba totalmente nerviosa. Tal vez Roo lo estaba inventando, jugándole una broma—después de todo, ella no sabía que esperar de Roo.

-“Oh” fue lo único que se le ocurrió decir a Miranda.

-“El y Gage son primos, tu sabes.”

Esto era aun más impactante que el saber que Roo y Ashley eran hermanastras. “No tenía idea.”

-“Primos hermanos. Sus madres eran hermanas—gemelas. A la mamá de Etienne le dio cáncer hace algunos años. Estuvo muy enferma durante un tiempo, todos estábamos muy asustados. Pero ahora se encuentra mejor. Ellos realmente son una familia cercana –Gage siempre dice que es como si él y Etienne tuvieran dos mamás. Y el papá de Gage siempre los ayuda mucho—es dueño de una flota de pescadores—él le alquila a Etienne su flota durante la temporada de camarones.

-“¿Qué hay del padre de Etienne?”

-“Muerto.”

-“Lo siento mucho.”

-“No lo estés.” Roo se estremeció. “¿No notaste las cicatrices en los brazos de Etienne? Su padre lo golpeaba –y a su madre también—frecuentemente.”

Miranda miró hacia otro lado. La inesperada realidad la hizo sentir enferma. Esto era algo que pasaba en los programas de crímenes, no a la gente que conocía.



-“Es mejor que regresemos,” Miranda dijo, no queriendo seguir escuchando. Levantando las mantas, trato de cambiar el tema. “¿Entonces, tu y Gage…están juntos?”

-“¿Qué? ¿Gage y yo?” Extrañamente divertida, Roo tomó otra bocanada de nicotina. “Así están las cosas entre Gage y yo. Somos vecinos desde kínder. No hay mucho que no sepamos uno del otro.”

-“¿Entonces…mejores amigos por siempre? ¿Algo así?”

-“Tuvimos sexo una vez.” Roo estaba asegurándolo. “Pero, después decidimos – ¿por qué arruinar una linda amistad?” Sosteniendo el cigarro a la altura de su brazo, estudio casualmente los restos de labial negro morado que se quedo en la punta. “Estuvo fantástico.”

-“Ya veo.” Miranda no supo si estaba siendo engañada, impresionada o confidente. “Muchas gracias por compartirlo.”

-“Por supuesto que él estará completamente mortificado si sabe que te lo conté. El tiene un serio problema sobre compartir asuntos personales.”



Roo se alejo del coche, tiró la colilla del cigarro y lo enterró con el pie. Después se alejo sin decir una palabra, dejando a Miranda para que la siguiera. Alcanzaron el cementerio en un momento y los otros ya estaban allí sumidos en una fuerte discusión.



-“Siempre está la Sociedad Histórica. Y las Damas del Sur.” Recostado encima de la mesa de picnic, Gage tenía una rodilla flexionada y su brazo estaba apoyado sobre ella. “La mamá de Parker puede ayudar con eso.” Parker retrocedió con fingido terror. Quitándole las mantas a Miranda, las extendió en la tierra, se sentó en ellas y jalo a Ashley a su lado, sin importarle esconder la cerveza que se estaba tomando. “¡No ni pensarlo, dejen fuera de esto a mi mamá!”

-“Solo queremos ver si habla con nosotros, Parker,” Ashley insistió. “Piensa en ello como un reporte de investigación.”

-“Hey, Lois Lane. A mi madre y a mí no nos agrada vernos mucho. ¿Qué parte de…de ninguna manera no han entendido?”



Etienne estaba reclinado en un árbol, con los brazos cruzados sobre su pecho. Ahora que Miranda conocía la historia de su familia, no pudo evitar mirar a esas débiles marcas sobre su piel.



-“¿Qué pasa Boucher?” Roo lo retó. “¿Es solo tu desarmador o tu tambien estas feliz de verme?”

Mientras todos reían, Etienne abrió ampliamente sus brazos, “Tu solo tienes ese efecto en mi, cher.”



Roo agarro una soda de la hielera, y se sentó confortablemente en una tumba. Y llamó a Miranda para que se sentara junto a ella.



-“Tenemos que decidir por dónde comenzaremos la investigación,” Ashley dijo. “Por ejemplo, buscaremos información por todo el pueblo, o solo en un área en especifico. Roo y yo decidimos que deberíamos centrarnos en el Brickway.”

-“Tú decidiste que todos debíamos centrarnos en el Brickway,” Roo musitó


Última edición por Beauty el Jue Jul 09, 2009 1:17 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://areyouhappynow-beauty.blogspot.com/
Beauty
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 133
Fecha de inscripción : 15/03/2009
Edad : 30

MensajeTema: Re: Capítulo 6 (Traducido por Anaid)   Jue Jun 18, 2009 12:02 am

Gage asintió. “Ashley tiene razón. Si esto es una caminata, muchos de los chicos de nuestro salón no querrán caminar muy lejos.”

-“De hecho nadie quiere caminar en este tour” Parker añadió. “Vamos…realmente no vamos a hacer nada sobre esto de los fantasmas, ¿no?”

Ashley rodo los ojos. “Bueno, entonces quizás debemos tener transporte. ¿Tal vez deberíamos usar nuestros carros?”

-“¿Nuestros carros? Etienne y yo somos los únicos que tenemos ruedas.”

-“Que perfecta y brillante idea, Ash.” Roo lanzo a su hermana una suave mirada. “El fantasma BMW. No…espera. Carro fantasma. Estoy temblando de miedo.”

-“¿O el SUV Fantasma?” A pesar de la dolida expresión de Ashley, Parker junto las manos de forma suplicante y se dirigió a Gage. “¿Oh, dulzura por favor, podemos usar la minivan de tu mamá?”

Los labios de Ashley se tensaron. “¡Parker esto es serio!”

-“Mira, sé que es la mitad de la calificación,” agachándose bebió un trago de cerveza y trato de razonar con ella. “Pero enfrentémoslo, todo esto es algo estúpido e imposible.”

-“No es estúpido. ¿Y por qué es imposible? Todo lo que hay que hacer es investigar lugares antiguos que probablemente estén encantados.”

-“¿Y cómo propones que hagamos eso? Oh espera, lo sé—solo hay que tocar a la puerta de la gente. Disculpe, estamos haciendo una encuesta—¿hay algún tenebroso fantasma viviendo en su casa? Ash, por favor. No podemos forzar las cosas a que se embrujen solo para que no tengamos que caminar tanto.”

Cayó un decepcionante silencio. Por algunos minutos todo mundo pareció perdido en sus pensamientos, hasta que Etienne se separó del árbol.

-“¿Es que ustedes no saben nada de su propio pueblo?” Caminó hacia la hielera y sacó una cerveza.



Para Miranda, que lo estaba observando, se movía con toda la gracia y cautela de un gato predador.



-“Bueno, no voy a suspender este proyecto,” Ashley dijo irritada “sólo porque Parker es un idiota.”

Roo de pronto frunció el ceño “¿Dónde está tu compasión? Parker no puede dejar de ser un idiota.”

-“Bueno, ahora escuchen” levantando ambas manos, Etienne pidió silencio. “Creo que la idea de Ashley es la guía. Digamos que comenzamos en el Battlefield Inn. Seguimos por el Brickway hacia el este, pasando el parque. Tenemos muchos viejos edificios de donde escoger –deberá haber cientos de historias obscuras ¿verdad? Así que si seguimos ese recorrido del Brickway con ciertas paradas en el tour, creo que nos tomara cerca de una hora.”

La mirada de Ashley era de simple admiración. “¡Fue exactamente lo que Miss Dupree dijo que debía durar la presentación!”

Miradas de aprobación llenaron el lugar. Después de un momento, Etienne continúo.

-“Esa Caminata Fantasma en Nueva Orleans” se giro hacia Miranda. “¿Estaba bien ambientada verdad?”

Miranda hizo lo que pudo para recordar. “Fue un tipo de paseo en curva –quiero decir, era muy fácil perder el sentido de la orientación, y algunas veces el guía juraba que nos habíamos perdido.”

-“Por el efecto.”

-“Definitivamente por el efecto. Había callejones, calles clandestinas y patios. Cientos de locales cerrados, cientos de obscuros y sombríos pasadizos. Bajas entradas de puertas por las que nos teníamos que agachar para pasar, y cosas por el estilo. Y algunas veces los fantasmas salían de la obscuridad y nos asustaban.”

-“¿Durante el tour?” los ojos de Ashley se ensancharon. “¿Los fantasmas dejaban que los vieras en persona?”

-“No” Parker dijo “Solo en espíritu.”

-“Actores, Ashley.” Mientras los demás reían, Miranda trato de retraer una sonrisa. “Solo personas pretendiendo ser fantasmas.”

Ashley parecía totalmente aliviada. “Oh, ya entendí. ¡Como si fuera una gran casa publica encantada!”

-“Vamos, esto tiene que ser más que solo gente que espante.” Etienne les recordó.

Las risas cesaron. Toda la atención se centro en su rostro.

-“Esto es acerca del pueblo,” continuo “Encontrar algo acerca de la historia de St. Yvette y—“

-“Okay, ya entendimos” Parker contestó impaciente. “La historia del pueblo. Todos sus malvados secretos y misterios sin resolver; y los esqueletos en los armarios; y las maldiciones; y los grandes, malvados y sanguinarios asesinos; y los locos—“

Hubo un pequeño, incomodo silencio mientras todos los ojos se fijaban en Miranda. Hasta Parker tuvo la gracia de avergonzarse.

-“Sin ofender” murmuró.

-“¡Okay, genial!” Ashley se esforzó para cambiar de tema. “Miss Dupree quiere un avance para el lunes. Así que empecemos a trabajar en ideas y nos reuniremos mañana.” Levantándose de la manta, anunció muy emocionada. “Afuera del Inn, diez en punto. Oh, Etienne, ¿puedes venir verdad?”

-“Claro” despacio el pasó su mano por su cabello. “Solo si estoy de vuelta en el trabajo a la una.”

-“Perfecto, podremos hacer el recorrido y tomar el tiempo. Y escoger qué edificios son…históricos.”

-“Todos son históricos” dijo Roo.

-“Bueno, escalofriantemente históricos”

-“Si cada uno de nosotros encuentra uno o dos edificios, no será tan difícil.” Gage se puso lentamente de pie. “A mí no me importaría comenzar con la investigación esta noche.”

Parker se estiró, y pasó los brazos alrededor de Ashley mientras olisqueaba su cuello. “Claro, eso es lo que nosotros tambien tenemos en mente, ¿cierto Ash? Una buena, básica e interesante investigación.”

-“Olvídalo” quitándoselo de encima, Ashley trato de parecer serena. “Solo si fueras un fantasma.”

Roo levantó la mano. “No hay problema. Estaré encantada de matarlo.”



No tomo mucho tiempo empacar todo. Ellos recogieron sus cosas, y realizaron una última encuesta sobre el área. Miranda seguía preguntándose cómo se podría acercar a Etienne, atraparlo a solas, pidiéndole que le explicara esos extraños comentarios que hizo en su apartamento. Pensando en ello, notó que Parker se tomaba la última de sus cervezas. En el puro estilo de quarterback, hizo su brazo hacia atrás y lanzó la lata hacia una de las tumbas. Golpeó el marco, reboto, y aterrizo en algunas otras tumbas. Espuma salpicaba a las tumbas sin nombre y corría en picada hacia la maleza.



“¡Touchdown! gritó. “¡Y el público se vuelve loco!”

Pero no era un público el que salía de los arboles. Con los ojos ensanchados, tambaleándose y jadeando por aire. El hombre se detuvo a unos metros de distancia. A primera vista, podía haber sido un cadáver acabado de salir de una tumba perdida, su delgado cabello blanco matizado con hojas y ramitas, sus rasgadas ropas cubiertas de lodo, su descarnado rostro y sus esqueléticos brazos cubiertos de sangre y suciedad. Se tambaleó hacia un lado, temblando violentamente de pies a cabeza. Y después, mientras los demás permanecían paralizados, el señalaba frenéticamente hacia el bosque.

-“¿Puedes escucharlo?” el viejo hombre murmuró. ”El no se detendrá. No descansara. Y que Dios me perdone… estoy tan cansado…”

Miranda sintió un leve movimiento tras ella. Y escuchó a Roo murmurar en su oreja.

-“Bueno Miranda…conoce a tu abuelo.”

FIN
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://areyouhappynow-beauty.blogspot.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Capítulo 6 (Traducido por Anaid)   

Volver arriba Ir abajo
 
Capítulo 6 (Traducido por Anaid)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Una novia para Zazú (Comic traducido por mi)
» Lovely Complex Fandub Latino!! Grabando Capítulo 3
» SaintSeiya Ω - Capítulo 43 - ¡Reviven los dioses de la guerra! ¡Atraviesen el ultimo templo! SUBTTULADO
» La Pantera Capítulo 4 "Superada"
» Adaptaciones by Luna55 nuevas*

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Ayhn? :: Libros en traducción :: Walk of the Spirits-
Cambiar a: