Descarga de libros y publicación de noticias
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 51 el Miér Ene 07, 2015 7:26 pm.
Últimos temas
» Sinopsis del libro
Dom Nov 22, 2009 12:50 am por VampiroBell

» Reparto de capítulos
Vie Nov 13, 2009 1:50 am por Beauty

» Reparto de capítulos
Vie Nov 13, 2009 1:48 am por Beauty

» Capítulo 18 (traducido por Anaid)
Mar Sep 15, 2009 12:16 am por Beauty

» Capítulo 17 (traducido por Anaid)
Mar Sep 15, 2009 12:05 am por Beauty

» Reparto de capítulos
Mar Sep 08, 2009 7:20 pm por Beauty

» Sinopsis del libro (traducida por Ilonga)
Mar Sep 08, 2009 7:19 pm por Beauty

» Capítulo 16 (traducido por Anaid)
Jue Sep 03, 2009 3:07 pm por Beauty

» Capítulo 15 (traducido por Anaid)
Jue Sep 03, 2009 3:01 pm por Beauty


Comparte | 
 

 Capítulo 1 (Traducido por Anaid)

Ir abajo 
AutorMensaje
Beauty
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 133
Fecha de inscripción : 15/03/2009
Edad : 30

MensajeTema: Capítulo 1 (Traducido por Anaid)   Jue Jun 11, 2009 9:47 am

1 ELLA ESTABA CANSADA, DEBIDO A LOS GRITOS.

Ese horrible grito que la despertó la noche pasada, justo como la noche anterior. Gritos que surgían de la obscuridad, que cortaban en su corazón como filosas navajas; distantes, sordos gritos que la atrapaban y balanceaban entre la consciencia y verdaderas pesadillas.

-“¿Miranda?”

Al principio pensó que era el huracán nuevamente. El chillante viento, chillidos y gemidos provenientes del techo y paredes dividiéndose y explotando alrededor de ella. O a lo mejor el llanto aterrorizado de su madre. O su propio llanto histérico….
Pero después, por supuesto, recordó en donde se encontraba. En una cama distinta, en una casa distinta – lejos de Florida, lejos del hogar donde dormía y se sentía segura. Y esos gritos parecían tan reales. Más reales de lo que podría ser cualquier sueño.
Ella no había tenido una noche decente para dormir desde que se mudó aquí a St. Yvette.
Naturalmente, mamá no creyó nada sobre los gritos; mamá solo se la pasó repitiéndole que habían sido imaginaciones suyas. Cuanto más Miranda trataba de dormir, y más trataba su mamá de hacerla razonar, las cosas empeoraban.
Las energías de Miranda estaban debilitadas. Sus pensamientos divagaban en cientos de obscuros caminos. Era imposible para ella concentrarse en algo más.

-“¿Miranda Barnes?”

-“¿Huh?” Volviendo a la realidad, Miranda miró a Miss Dupree parada a un lado del pizarrón, mirándola tiernamente. Toda la clase miró en su dirección.
Por un pequeño segundo Miranda se preguntó que estaban mirando. ¿Sería a una delgada, no muy alta chica con el cabello corto marrón empujándose nerviosamente las orejas? ¿Una chica lo suficientemente linda con ojos color avellana, rostro en forma de corazón y una ligera capa de pecas atravesando su nariz?
¿O a la niña silenciosa y malhumorada, quien en sus tres días en St. Yvette High School había tenido que ver sus ojos cuando se encontraban en el pasillo? ¿Aquella que nunca hablaba, nunca sonreía y nunca se molestaba en ser amigable?
Ellos no podían ver el miedo—de eso estaba muy segura. El shock, la angustia, la pena, las emociones que la embargaban cada vez que bajaba la guardia.
Así que ella no podía bajar la guardia. No con estos niños, no en esta escuela, no en este pueblo. No ahora. No nunca.

-“Oh.” “Sí, estoy aquí”, ella dijo. Mientras sus mejillas se sonrojaban, las manos de Miranda permanecían fuertemente unidas sobre su regazo.
-“Se que estas aquí, querida”, Miss Dupree le dijo dulcemente. “Solo estaba explicando la pequeña asignatura en la que estaremos trabajando.”
-“¿Pequeña asignatura?” una voz se quejó proveniente de la primera fila. “¡Vamos Miss Dupree, es la mitad de nuestra calificación final!”
-“Estoy consciente de ello Parker. ¡Y solo piensa cuanto contaría si fuera una asignatura mayor! “
El salón estalló en risas mientras la joven maestra regresaba a su asiento muy sonriente.

Parker Wilmington, Miranda estaba ya familiarizada con ese nombre. Ella estaba segura de haberlo escuchado muchas veces de los labios de cada chica del St. Yvette High, mientras iban sonriendo abiertamente hacia su clase avanzada.
Alto y rubio, ojos verde mar, aquellos magníficos, rebeldes mechones de cabello enmarcando su hermoso rostro, sin importar cuantas veces los retirará hacia atrás. Quarterback estrella, ningún juego sin perder en la temporada pasada.
Seguro de sí mismo, fluidez al caminar, sonrisa arrogante y… con dueña. Definitivamente con dueña. Que era la hermosa chica que estaba sentada junto a Miranda en ese momento.
Miranda observó rápidamente a través del aula. Ashley, Ashley… algo, ella no podía recordar. Ashley Algo-Comosellame, con largo cabello rubio de complexión pequeña y vestida con un sexy mini uniforme de porrista. Una de esas chicas de cuadro perfecto por las que babean y buscan para después admirarla apasionadamente. Por eso ella está con Parker Wilmington, quién más?

Miranda no se dio cuenta de que la estaba observando. Hasta que Ashley volteo y le dio una perfecta blanca sonrisa.
-“Miss Dupree nos separó en grupos de estudio”, Ashley se inclinó hacia ella y murmuró: “Le dije que podías estar en el nuestro.”

Eso tomó a Miranda con la guardia baja. ¿Grupo de estudio? Oh Dios, la última cosa que quería hacer era estar atrapada en un grupo de extraños, especialmente con los curiosos. Ella sintió las miradas en los pasillos, en el salón, alrededor del campus. Ella estaba consciente de su estatus de novedad en el St. Yvette High School como la Chica Que Lo Perdió Todo En El Huracán. Y pronto, ella sabía, que las preguntas vendrían. Preguntas que no sabría manejar, memorias traumáticas que no quería recordar. Así que trato lo mejor que pudo para pasar desapercibida. Mantenerse para sí misma y permanecer invisible. Mejor de esa manera, ella decidió, será mejor de esa manera.

Ella no estaba lista para socializar aún—de ningún tipo. Ella quería estar sola – necesitaba estar sola para procesar todo lo que le había pasado en las últimas semanas, para organizar sus ideas. Lo que ella no necesitaba ni quería en ese momento eran personas que sintieran lastima por ella o que le preguntaran dolorosas preguntas, o trataran de entrometerse en su vida. –

-“Soy Ashley.”

Otra vez Miranda fue traída abruptamente al presente. Se estaba acostumbrando al acento sureño de todos, pero Ashley aun así la seguía fascinando. Extra chic, extra rica como caliente miel derretida. Ella observó que Ashley le tomaba la mano y le daba una firme y amigable sacudida. Manteniendo una sonrisa apretada, Miranda mantuvo el apretón de manos brevemente.

-“De acuerdo clase!”, Miss Dupree pidió silencio. “Ahora cuentan con varias semanas para escoger sus temas. Solo les recuerdo: quiero que estos proyectos estén orientados a la sociedad. Algo que los haga involucrase en la localidad. Algo que les ayude a saber más acerca de su comunidad y vecinos con los que viven. Quiero ver algunas ideas originales, chicos. Algo creativo y… “

-“Gage quiere saber más sobre su vecino, Miss Dupree.” A la izquierda de Miranda, una chica vestida de negro, maquillada pesadamente de negro alrededor de los ojos se sentaba lánguidamente en su asiento. “Aquel que se queda desnudo por las noches con las cortinas abiertas y las luces encendidas.”
Fingiendo miedo, Parker giro sobre su silla. –“¡Hey, tu y Ashley son las vecinas de Gage!”
-“Me refiero a la casa de atrás.” Dijo la chica calmadamente.

Agarrándose el pecho, Parker jadeó. “¡Gage! ¡Qué pervertido! Es la señora Falconi – ¡tiene 96 años!”
Esta vez las risas alcanzaron la histeria. Miranda miró a la chica dar una pequeña y lenta sonrisa de gato, mientras que un chico cerca de la ventana – Gage, ella supuso—se sonrojaba furiosamente y negaba con la cabeza.
-“¡Roo, detente!”, Ashley silbó, pero no pudo retener la risa. “¿Por qué siempre tienes que ponerlo en ridículo?”.
La otra chica se encogió de hombros obviamente satisfecha consigo misma. “Porque es muy fácil. Y se ve muy lindo cuando se avergüenza.”

-“¡Muy bien chicos, muy bien!” Aclarándose la garganta, Miss Dupree luchaba para mantener su propio entretenimiento a raya. “Gracias Roo, por esa fascinante información. Y si alguno de nosotros descubre a un pervertido acechando afuera de sus ventanas esta noche, podremos descansar ahora sabiendo que es solo Gage.”
La clase se alborotó. Gage se sonrojó más.


Última edición por Beauty el Jue Jun 11, 2009 11:03 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://areyouhappynow-beauty.blogspot.com/
Beauty
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 133
Fecha de inscripción : 15/03/2009
Edad : 30

MensajeTema: Re: Capítulo 1 (Traducido por Anaid)   Jue Jun 11, 2009 9:49 am

-“Tiempo de reunirse en grupos de estudio.” Miss Dupree se movió hacia su escritorio, y señalo hacia el fondo del salón. “Oh… ¿Miranda?”
-“Le dije que está con nosotros, Miss Dupree!”Ashley habló muy aprisa, mientras Roo miraba a Miranda sin disimular su aburrimiento.
Miss Dupree sonrió. “Entonces está en buenas manos.”

Mientras el resto de los chicos se juntaban, Parker se mantuvo atrás y se colocó junto a Ashley, dándole un rápido beso en los labios. Roo arrastró más cerca su asiento. Y Gage mirando a Roo con una mirada de No-puedo-creer-que-hayas-hecho-eso, caminó a través del salón y le estampó su cuaderno en la cabeza.

Roo tenía razón, Miranda decidió: Gage era lindo, avergonzado o no. De la misma altura de Parker, pero más delgado, sus hombros no tan amplios. Suave cabello marrón, un poco despeinado, grandes ojos cafés, largas y obscuras pestañas, de rasgos finos; a pesar del amplio ceño con el que miraba a Roo.
Hechizando a cada uno con su sonrisa, Ashley cogió una pluma azul. “Bueno, ya estamos todos aquí, eso creo. Excepto por Etienne. Está trabajando hoy, alguno de ustedes sabe?”
-“Probablemente se lo comió un cocodrilo” Roo bostezó.

Tratando de no ser tan obvia Miranda la miró de reojo. Ella podía ver ahora que Roo era pequeña – no media más de 1.50 m—con un cuerpo sólido, con más curvas que masa corporal. La chica parecía enteramente distraída en su largo vestido negro estilo Victoriano y botas de combate. Una luna creciente de plata colgaba con un listón negro alrededor de su cuello; plateadas lunas y estrellas pendían de sus multiperforadas orejas. Sus flecos eran largos y gruesos y obscurecían un poco sus cejas. Además tenía rayos morados—del mismo tono morado que el gloss de sus labios—en algunos mechones de su pelo negro.

Como los ojos de Roo cambiaron hacia su posición, Miranda miró hacia otro lado. Había algunos chicos como Roo en su antigua escuela, pero nunca llego a conocerlos. Nunca les habló en realidad. De hecho ella y sus amigos se burlaban llamándoles los Zombis Rechazados y los evitaban a toda costa.

-“Definitivamente necesitamos su entrada económica.” Una vez más la voz de Ashley trajo a Miranda a la realidad. “Etienne siempre tiene buenas ideas.” Se sentó más derecha, con la pluma sobre el papel. “Oh, y Mrs. Dupree dijo que Miranda puede estar en nuestro grupo, de acuerdo?”
Hubo asentimientos alrededor y murmureos de aprobación. Parker le guiño un ojo. Gage dio a Miranda una rápida mirada, mientras Roo aun seguía con aire de aburrimiento. Mientras Ashley hacia las presentaciones, Miranda hizo lo mejor que pudo para sonar cortés, pero no ofreció más que eso.

-“¿Entonces?” Ashley comenzó entusiasmada. “De todas las ideas que tuvimos la ultima vez, ¿cuáles serán usadas para el proyecto?”
Parker se encogió de hombros. “Todas apestan, y lo sabes.”
-“No, no apestan.” La voz de Gage fue suave, gentil, como sus ojos, justo como Miranda sabía que sería. “Pienso que los simbolismos del arte de los cementerios está bien---“
-“¿Por qué esta bien? ¿Por qué tu lo piensas?” Roo preguntó.
-“Bien, porque es… tu sabes…interesante.”
-“Claro, si fueras un gusano.”
-“Bueno es mejor que las bandas de rock de Southern Belle.”
Roo se mostró medianamente molesta. “El desarrollo y liberación de las mujeres músicas durante la era Antebellum, no fue una idea del todo inteligente. “
Ashley ondeó una hoja delante de ellos. “Vamos no tenemos mucho tiempo. Tal vez, Miranda tiene algunas ideas.”
-“¿Qué?” Instantáneamente Miranda sintió cuatro pares de ojos sobre ella. “Um. No. Lo lamento.”

La verdad era que ella no estaba poniendo mucha atención en los últimos segundos. Era algo a lo que se estaba acostumbrando – este meter y sacar recuerdos cuando menos se lo espera, cuando esta menos preparada—pero eso no lo hacía más fácil. Eso aun la tomaba por sorpresa. Triste sorpresa, sola sorpresa.

Justo como ahora, cuando Gage mencionó algo acerca del arte y cementerios, una imagen se implantó en la mente de Miranda. Ella, Marge y Joanie en Nueva Orleans durante las vacaciones de verano, viajando durante una semana con los padres de Joanie. De compras; flirteando con los lindos botones del hotel; paseando por la ciudad—edificios antiguos, museos, mansiones, cementerios. ¿Eso ocurrió hace solo dos meses? Parece que fue hace años. Esa fue la última cosa realmente divertida que hicieron antes de que las cosas cambiaran. –

-“¿Qué es eso?” Inclinándose sobre el hombro de Miranda, Gage señalaba unos garabatos que estaban al frente de su cuaderno. –“¿Caminata fantasma?”

Miranda miró las palabras. Sí, definitivamente era su letra, solo que no recordaba haberlo escrito.
-“No es…nada.”
-“No, en verdad.” Ashley la presionó. “Realmente… ¿qué es?”
No me hagan hablar de esto –se había divertido mucho—pero ahora dolía mucho recordar….
-“¿Miranda?”
-“Es… como un paseo.” Miranda mantuvo los ojos en el escritorio, deseando que todos se fueran y la dejaran sola. “Un paseo famoso. Mis amigas y yo fuimos a uno en Nueva Orleans. Un guía te lleva a conocer muchos lugares y te cuenta su historia. Excepto que cada lugar está conectado con una historia escalofriante – como una horrible tragedia o un misterio sin resolver.”
-“He oído algo acerca de eso”, mencionó Roo, lejos de estar impresionada.
-“Por supuesto que has oído, Reina de la Obscuridad “, Parker le dijo por detrás.
Gage sin embargo, estaba intrigado. “¿Todos los lugares actualmente tienen fantasmas?”
-“Bueno… “Oh genial. ¿Cómo me metí dentro de esto? Encontrando sus miradas ahora, Miranda tropezó con sus palabras al contestar.
-“Bueno, la verdad no sé si todos tengan…”
-“¿Entonces por qué la llaman Caminata Fantasma?” Parker la desafió, aunque Ashley había puesto una mano sobre su boca para callarlo.
Miranda no ayudó mostrándose a la defensiva. “La gente ha visto fantasmas allí. Pero también existen leyendas locales y supersticiones –todo tipo de extrañas cosas sobrenaturales han ocurrido en esa ciudad.”
-“¿Entonces es realmente histórica, verdad?” Ashley estaba retorciéndose de la emoción en su asiento. “¿No es algo reciente?”
-“Eso fue lo que el guía nos dijo—que todas las historias están documentadas. Así que si, todo es histórico—solo que mas como una obscura historia.”
-“Miranda, eso es perfecto!” Mientras Ashley chillaba, toda la clase volteó para ver que estaba pasando. Ashley inmediatamente les dijo que se metieran en sus propios asuntos, y bajo la voz mientras Parker luchaba por quitarse la mano de ella de su cara. “¡Oh Dios mío es perfecto! ¡Es la más perfecta idea para el proyecto más perfecto! ¡Eres un genio!”
-“¿Qué proyecto?” Mirando confundido, Parker se inclino hacia ellos. “¿Nuestro proyecto?”
-“Ninguna persona tiene una idea tan buena como esta. ¡Y también será divertido! Miss Dupree lo amará.”
Una esquina de la boca de Parker se curvo. Cambió de posición en el asiento y estiró sus piernas delante de él. “Un tour fantasma. Aquí. En St. Yvette.”
-“’¿Está orientado socialmente, verdad? Involucra investigación histórica…tendremos que aprender más acerca de la comunidad…”
Gage asintió. “Me gusta.” El miró a Roo, quien simplemente se encogió de hombros. Un encogimiento que pudo ser tanto en pro como en contra, Miranda no pudo saberlo.
Ashley sin embargo, continuaba rebosante “¡Miranda esto es maravilloso! ¡Tendrás que contarnos más acerca de esto! ¡Cómo organizarnos, qué tenemos que hacer, donde debemos comenzar…!
-“¡Whoa! Tranquila.”Retrocediendo un paso, Gage levanto ambas manos. “Dale una oportunidad para respirar, ¿por qué no tu?”
“Lo siento, lo siento. Tienes razón. Miranda ¿quieres que te expliquemos más acerca del proyecto? Quiero decir, ¿tal vez no te hemos proporcionado los detalles suficientes? ¿ O el calendario, o como se va a calificar y todo eso? ¿O tal vez tienes algunas preguntas?”
-“Yo tengo una pregunta”, Roo anunció antes de que Miranda pudiera abrir la boca.
La chica se cubrió a si misma sobre su asiento. Frunciendo el ceño ligeramente, fijó a Miranda con una solemne y obscura mirada.
-“Entonces,” Roo dijo. “¿Qué se siente vivir con un lunático?”

FIN
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://areyouhappynow-beauty.blogspot.com/
 
Capítulo 1 (Traducido por Anaid)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Lovely Complex Fandub Latino!! Grabando Capítulo 3
» SaintSeiya Ω - Capítulo 43 - ¡Reviven los dioses de la guerra! ¡Atraviesen el ultimo templo! SUBTTULADO
» La Pantera Capítulo 4 "Superada"
» Las Crónicas de Blorch Capítulo 22 "Dib vs Blorch"
» Julio Verne

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Ayhn? :: Libros en traducción :: Walk of the Spirits-
Cambiar a: